Islas Baleares


Pueblos abandonados en Islas Baleares



                                 Pueblos abandonados en Mallorca

 

Mansión abandonada - Santa Margalida


Binarroi - Mancor del Valle.


Discoteca - Manacor.


Bodega - Felanich.


Castillo abandonado - Alaró.


Pollentia- Alcudia.


Necrópolis de Son Real - Santa Margarita.


Santueri - Felanich.


Ses Païsses - Artá.


Closos de Can Gaiá- Porto Colom.



Fortaleza militar - Capdepera.


Castillo de Bellver - Palma De Mallorca.


Raixa- Bunyola.


Castillo de Amer - San Lorenzo de Cardazar.


Naveta - Magaluf.


Capocorb - Lluchmayor.


Son Fornés- Montourí.


Torre de Cabrera - Isla de Cabrera.


Castillo San Felipe - Villacarlos.


Santa Agueda - Ferrerías.


Fortaleza abandonada - Mahón.


Ermita de la Santísima Trinidad - Valldemossa.


Cementerios Talayóticos- Ciudadela.


Discoteca Bob Marley - San José.


Faro abandonado - San Juan Bautista.


Pueblos prehistóricos - Mahón.


Cementerios de la edad de Bronce - Ciutadella de Menorca.


Yacimiento prehistórico - Santa Ponsa.


Poblado edad de Hierro - Alayor.


Isla del Lazareto - Mahón.


Castillo del rey - Pollensa.


Fuertes militares Mallorca - Calviá.


Poblados tayolíticos - Mahón.


Talayots en Mallorca - Ses Salines.


Poblaciones milenarias - Manacor.


Yacimiento fenicio - Ibiza.

Bién de interés cultural - Sant Lluis.

Pueblos Abandonados en las Islas Baleares: Misterio y Belleza Oculta

Las Islas Baleares, un paraíso en medio del Mediterráneo, son conocidas por su asombrosa belleza natural, playas de aguas cristalinas y rica historia.
Mallorca, la isla más grande de este archipiélago, es un lugar que cautiva a todos los que la visitan.
Más allá de sus atracciones turísticas conocidas, como la impresionante catedral de Palma o el encantador casco antiguo, existe un mundo de misterio y encanto que a menudo pasa desapercibido: los pueblos olvidados, ruinas paleolíticas y castillos misteriosos de las Islas Baleares.

Valldemossa: El Pueblo Encantado

Valldemossa, situado en la Sierra de Tramuntana, es uno de los pueblos más pintorescos de Mallorca.
Con calles empedradas, casas de piedra y vistas panorámicas impresionantes, el municipio de Valldemossa parece sacado de un cuento de hadas.
Sin embargo, detrás de su belleza hay una historia intrigante.

En el siglo XIX, Valldemossa sufrió una epidemia de fiebre amarilla que diezmó a su población. Como resultado, muchos sitios quedaron abandonadas, y el pueblo ganó la reputación de estar maldito.
Aunque hoy en día Valldemossa es un sitio turístico popular, aún se pueden encontrar edificios antiguos y cercanos a despoblados fuera del casco antiguo que cuentan la historia de su pasado oscuro.

Soller: Entre Montañas y Abandono

Soller, ubicado en un hermoso valle rodeado de montañas, es otro pueblo mallorquín con una historia intrigante. A principios del siglo XX, debido a problemas económicos y la falta de oportunidades, muchos habitantes de Soller emigraron a América en busca de una vida mejor. Esto resultó en la disminución de la población y la posterior desocupación de numerosas casas que quedaron abandonadas a su suerte.

Hoy en día, Soller es famoso por su tren histórico y su pintoresco tranvía, pero aquellos que exploran sus callejones escondidos pueden descubrir propiedades en pueblos abandonadas que atestiguan un pasado de olvido.
Hay que tener en cuenta que el hecho de que algunas construcciones se encuentran deterioradas por el transcurrir de los años y en completo abandono, no significa que no tengan propietarios.

Deià: El Refugio de Artistas de todo el mundo

Deià es un pueblo con un encanto especial, ubicado en la costa noroeste de Mallorca. A lo largo de los años, ha sido hogar de varios artistas y escritores famosos, como Robert Graves y Anaïs Nin.
Sin embargo, incluso este paraíso creativo tiene su cuota de pueblos fantasmas.

En las colinas circundantes de Deià, aún hoy se pueden encontrar antiguas casas de campo que en su día fueron hogares de agricultores y pescadores.
Con el tiempo, muchas de estas casas quedaron abandonadas y ahora se mezclan con el paisaje, creando una atmósfera única de belleza y melancolía.

Los Castillos Fantasmas de Mallorca

Mallorca no solo es conocida por sus pueblos abandonados, sino también por sus castillos históricos, algunos de los cuales se dice que están habitados por espíritus de antiguos caballeros. Uno de estos castillos embrujados es el Castillo de Bendinat.

El Castillo de Bendinat, construido en el siglo XIX, es un imponente edificio que domina la costa de Mallorca. Se rumorea que está habitado por los fantasmas de los caballeros que alguna vez lo defendieron. Aunque no se puede ingresar al castillo, su presencia en la costa añade un toque de misterio a la isla.

Mallorca es mucho más que sus playas y atracciones turísticas. Los pueblos abandonados y los castillos fantasmas que salpican la isla agregan profundidad y misterio a su rica historia. Al explorar estos lugares olvidados, los visitantes pueden sumergirse en un mundo de belleza oculta y descubrir la fascinante historia detrás de ellos.

Mallorca cuenta con una serie de castillos y fortalezas históricas que están o estuvieron abandonadas y que se erigen como testigos silenciosos del pasado, un buen ejemplo de ellos son el castillo de Bellver y el castillo de Capdepera.

Herencia Romana: Descubrimientos Arqueológicos abandonados en Islas Baleares

Entre los tesoros dejados por antiguas civilizaciones en las Islas Baleares, la era romana destaca prominentemente, dejando un legado de sitios arqueológicos notables.

Uno de los sitios romanos más prominentes en las Islas Baleares es la antigua ciudad de Pollentia, ubicada en Alcúdia en la isla de Mallorca.

Fundada en el siglo I a.C., Pollentia floreció como un próspero centro urbano, completo con templos, foros y áreas residenciales.

Hoy en día, los visitantes pueden explorar los restos de esta ciudad una vez próspera, incluido su impresionante teatro y mosaicos bien conservados.

Otro sitio romano notable es el abandonado asentamiento talayótico de Capocorb Vell en la isla de Mallorca, aunque no exclusivamente romano, este sitio exhibe evidencia de influencia romana durante la ocupación de la isla.

Los visitantes pueden pasear por las estructuras de piedra, obteniendo información sobre el pasado antiguo de la isla y su interacción con el mundo romano.

En Menorca, la presencia romana es evidente en la antigua ciudad de Sanisera, ubicada cerca de la ciudad moderna de Ciutadella.

Este sitio arqueológico que en su momento quedó abandonado, ofrece una visión del pasado romano de la isla, con restos de un foro, baños y edificios residenciales.

Las excavaciones en Sanisera han descubierto artefactos que arrojan luz sobre la vida cotidiana en la Menorca romana.

También la isla de Ibiza cuenta con el yacimiento fenicio de Sa Caleta, lugar que posteriormente fue ocupado por los romanos.

Aquí, los visitantes pueden explorar los restos de casas, calles y una necrópolis, proporcionando información sobre la historia multifacética de la isla.


Construcciones tayolíticas en Las Islas Baleares

Ciertos vestigios dejados por los primeros habitantes de las Islas Baleares aún perduran en la actualidad, compartiendo espacio con nosotros en un evocador diálogo con el pasado.

Ya sea frente al mar o ocultas entre la densa vegetación del bosque, estas auténticas reliquias nos invitan a sumergirnos en la vida de los antiguos habitantes de la época talayótica.

Entre ellas destacan construcciones emblemáticas como el cementerio prehistórico de Tudons o Ses Paisses en Artá, que son testigos mudos de la antíquisima historia de Mallorca.

Es reconfortante observar cómo estas construcciones talayóticas están siendo rescatadas del abandono gracias a los esfuerzos de los diferentes ayuntamientos de la isla, que se han comprometido con la preservación y restauración del patrimonio cultural.


Culturas ancestrales de Islas Baleares: Los Fenicios y Púnicos

Las Islas Baleares son conocidas por sus hermosas playas y paisajes, pero también, son un hallazgo histórico que alberga las huellas de civilizaciones muy antiguas.

La ruta fenicia en Mallorca forma parte del proceso de expansión comercial que llevaron a cabo los fenicios en el Mediterráneo, seguido por sus herederos, los púnicos, quienes establecieron colonias en la región.

Aunque la presencia fenicia y púnica fue especialmente notable en Ibiza, en Mallorca también dejaron su marca significativa.

Para comprender su importancia, basta con mencionar que el Consejo Europeo creó en 2004 la Ruta de los Fenicios, que atraviesa 18 países y 80 ciudades en 3 continentes.

Recientemente, la AETIB (Agencia de Estrategia Turística de les Illes Balears) se ha unido como socio a la Asociación de la Red española de la Ruta de los Fenicios, lo que contribuirá a promover aún más el patrimonio fenicio en Mallorca.

En el sitio web Pueblos Fantasmas, queremos principalmente destacar y valorar el legado fenicio y púnico que se encuentra en la isla de Mallorca, recomendando a los visitantes de Islas Baleares a explorar algunos de los asentamientos fenicios que aún se conservan en la isla.

Algunos de los sitios fenicios y púnicos que se pueden visitar en Mallorca incluyen áreas arqueológicas como Son Fornés, Puig de Sa Morisca, el cementerio fenicio de Son Real y el yacimiento de Sa Cudia Cremada, este último ubicado en Mahón, Menorca.


METEO EN ISLAS BALEARES.

Pueblos abandonados en islas Baleares

Hay 36 productos.

Mostrando 1-36 de 36 artículo(s)